Vestidos en invierno: cómo combinarlos

¿No tienes ganas de leer? ¡Escucha el artículo!

Vestidos en invierno cómo combinarlos

La realidad nos demuestra desde hace un tiempo que determinadas prendas y colores dejaron de ser exclusivos de una estación. Ya no se utiliza el color blanco estrictamente en verano, o los estampados florales solo en primavera. Ahora la moda es más flexible, y las limitaciones en cuanto a vestimenta las fija cada persona de acuerdo a su estilo. Como prueba de ello, hoy te hablaremos sobre los vestidos en invierno y cómo combinarlos para lograr outfits atractivos sin pasar frío. Además, te daremos tips para seleccionar los adecuados. ¡Así que toma nota!

De corte maxi o midi y tejido abrigado

Vestidos de tejido abrigado para invierno

Una de las principales diferencias en cuanto a vestidos, que los hacen aptos para una u otra estación, es el tejido. No es lo mismo un vestido de verano de tela fluida y muy fina, a uno creado exclusivamente para llevar en invierno. Sin duda, el material será más abrigado y grueso, acorde a las bajas temperaturas. Es muy importante que además de abrigada, la tela sea suave al tacto, así que apuesta por materiales de calidad si consideras que es una prenda que vas a usar durante muchos años. Tanto los maxi vestidos como los de corte midi son los predilectos en invierno, todo dependerá del largo que prefieras. En cuanto a telas invernales predominan el terciopelo, franela, tweed, lanilla, etc. Ten presente que los vestidos de tejido de punto son un “must” en este invierno 2020.

Looks todoterreno con zapatillas

Cómo combinar vestidos con zapatillas

Sí, las zapatillas ¡van con todo! Incluso con vestidos. Si quieres darle una onda más casual y desenfadada al look, las zapatillas son la solución ideal. Desde las clásicas “sneakers” blancas hasta las “ugly shoes” de varios colores, todo es válido cuando de comodidad se trata. Añádele una chaqueta de cuero negra y tendrás el outfit perfecto en un abrir y cerrar de ojos. Para las friolentas, las puffer jackets o los abrigos “teddy” no fallan. El largo del vestido es muy importante para no pasar frío, así que ¡cuánto más largo, mejor! Preferentemente, elige los de cuello alto y mangas largas. Tanto el cuello tortuga como el cuello Perkins aportan elegancia.

Estampado floral sobre fondo oscuro

Estampado floral sobre fondo oscuro

Si hablamos de estampados, están de moda los de estilo floral sobre fondo oscuro. De hecho, en este post que armamos sobre tendencias lo hemos incluido. Pueden ser flores grandes o muy pequeñas, es cuestión de gustos y qué tanto quieras destacar de tu look. Como alternativa a las flores, el animal print es otro de los estampados que pisa fuerte y siempre está presente en cada una de las temporadas. Combina tu vestido estampado favorito con unas botas de caña alta o unos borcegos, además de un buen abrigo, y estarás lista para la foto.

Vestidos con sweaters por encima

Vestidos con sweaters por encima

Un sweater de gran tamaño, suave y abrigado, puede resultar el compañero infalible de tus looks con vestidos. Una forma de definir la silueta es añadir un cinturón o una riñonera, que visualmente vuelve más interesante el look y lo hace parecer más elaborado. No dudes a la hora de sumar accesorios, ya que el toque de los complementos siempre es la clave. En caso de que el vestido sea liso tienes la posibilidad de añadirle colorido con un sweater multicolor, o bien, seguir por la misma línea de tonalidades para lograr una composición monocromática. Si por el contrario, el print está en el vestido, puedes armonizar el look eligiendo uno de los colores que conforma el estampado y llevarlo en el sweater. Ante la duda, no olvides que los tonos neutros como el beige son el comodín.

Incorpora medias o bucaneras y ¡adiós frío!

Vestidos en invierno con bucaneras

Hay muchas personas que padecen el frío, por lo tanto, si te encuentras dentro de este grupo, pero a la vez quieres verte trendy a pesar del clima, la solución es tan simple como incorporar unas medias panty o bucaneras en tus looks con vestidos. Sobre todo si se trata de un vestido que es de tela gruesa pero corto. De esa manera, estarás abrigada pero no habrás renunciado a lucir lo que te gusta. Existen medias muy tupidas ideales para mantener el calor corporal. También las encontrarás con diferentes diseños y colores si quieres hacerlas protagonistas de tus outfits. Un tapado o abrigo largo por arriba para sumar capas, le agregará elegancia. La otra opción también válida es llevar unas botas por encima de la rodilla. ¡La decisión es tuya!

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Quedó en evidencia que una prenda que puede ser considerada de una determinada temporada, es perfectamente adaptable a cualquier estación según cómo la combinemos? Si te hemos motivado a armar tus propios looks con vestidos, ¡queremos saberlo! Así que no dudes en compartirlo en los comentarios. ¡Ah! Y recuerda que en nuestras redes sociales encontrarás más inspiración a diario.

¿Te gustó este post? ¡Haz clic para puntuarlo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *