Los bolsos más icónicos de la historia – Parte 2

Los bolsos más icónicos de la historia

Acaso, ¿qué sería de nosotras sin los bolsos? Hace mucho que dejaron de ser un simple accesorio de moda para convertirse en piezas fundamentales de nuestros looks. No sólo porque transportan todo lo importante, sino porque además nos aportan ese toque de estilo que siempre buscamos. Si te gustó la primera parte de «Los bolsos más icónicos de la historia» y quedaste con ganas de más, ¡aquí tienes la segunda entrega!

Neverfull de Louis Vuitton

Uno de los modelos emblemáticos de la firma Louis Vuitton, junto con el modelo «Speedy», es el «Neverfull Monogram». Este bolso tote o «shopping bag» se caracteriza por su gran capacidad, de hecho, de ahí su nombre que literalmente significa «nunca lleno», porque da la impresión de que nunca termina de cargarse.

Bolso Neverfull de Louis Vuitton

Está fabricado en lona Monogram flexible, sello distintivo de la casa, con ribete en piel natural. Cuenta, además, con cordones laterales que pueden ajustarse a tu criterio para conseguir un aspecto más sofisticado o más casual. Sus asas finas hacen posible que puedas transportarlo tanto al hombro como en el codo. Gracias a su diseño que no pasa de moda, sin duda, este modelo constituye una pieza muy codiciada por distintas generaciones.

Kalifornia de Kenzo

Si hablamos de los bolsos icónicos de Kenzo no podemos olvidarnos del modelo «Kalifornia», donde se destaca su aspecto moderno y refinado, fácil de reconocer. En un viaje a California es que surge la idea de crear este bolso, y de ahí su nombre. Dicho modelo tiene como características principales los 2 cierres frontales diagonales que forman una «K» con herrajes grabados «KENZO» en sus terminaciones.

Bolso Kalifornia de Kenzo

Además de una solapa frontal con 3 botones a presión y un bolsillo con cierre en la parte trasera. Está fabricado con cuero resistente al agua y dispone de una correa para el hombro por si prefieres llevarlo de esa forma. Jessica Alba es una de las celebridades que ha lucido este modelo en repetidas ocasiones en sus looks de street style. Siempre vale la pena invertir en un clásico, y este bolso es uno de ellos.

Amazona de Loewe

El modelo «Amazona» de Loewe, es indudablemente, uno de los emblemas de esta firma española de lujo. Han pasado más de 40 años desde su nacimiento pero su diseño sobrevive al paso del tiempo, a pesar de que se han ido modificando algunos detalles. Pensado no solo para ser usado en ocasiones especiales tal como solía ocurrir en aquella época, sino para su uso diario.

Bolsos más icónicos de la historia- Amazona de Loewe

Las mujeres comenzaban a disfrutar en ese momento de una mayor libertad y este bolso quería acompañar ese cambio tan relevante en la sociedad. Si bien su diseño es bastante simple se convirtió en todo un ícono de la casa, siendo uno de los más vendidos. Algunas de sus principales características son la confección en gamuza y piel de becerro clásica, parches en las esquinas para reforzarlas y su anagrama en relieve.

Selma de Michael Kors

El modelo «Selma» de Michael Kors es uno de los más conocidos de la marca. Con un diseño bastante sencillo, lejos de ostentaciones. Es clásico pero elegante a la vez y destaca por su versatilidad. Elaborado en cuero, cuenta con asas redondas superiores, además de una correa ajustable y removible para el hombro.

It Bag Selma de Michael Kors

Lo encontrarás en una extensa gama de colores, desde blanco, negro o beige hasta rojo, verde, amarillo, celeste, entre otros de edición limitada. Incluso se han confeccionado versiones del «Selma» con estampados como el animal print. Su precio es bastante «asequible» si lo comparamos con otros bolsos de lujo de grandes firmas. Su éxito ha hecho posible que el diseñador también lanzara la versión pequeña o «mini» de este famoso modelo.

Antigona de Givenchy

El nombre «Antígona» proviene de la mitología griega y Givenchy quiso plasmarlo en uno de sus bolsos de lujo más icónicos de la historia. Su inspiración en esta figura femenina se debe a las características que ella poseía, considerada como un personaje fuerte, valiente y con carácter.

Bolso modelo Antigona de Givenchy

Si bien el modelo «Antigona» se destaca por su simplicidad y líneas limpias sin tantos detalles, no se discute su diseño bien cuidado, sobrio, pero elegante y sofisticado al mismo tiempo. Todas esas características lo han convertido en un bolso que se mantiene siempre vigente. Además de sus asas viene con una correa para que puedas llevarlo al hombro o cruzado, dándole un aire más descontracturado. Una verdadera reliquia que con el paso del tiempo cobrará cada vez más valor.

Jackie de Gucci

Gucci cuenta con varios modelos de bolsos icónicos y uno de ellos es el «Jackie», renombrado de esa manera en honor a Jackie Kennedy, quien supo llevarlo con estilo en reiteradas ocasiones, convirtiéndose de ese modo en una de las grandes embajadoras de la marca. Inconfundible gracias a su silueta redondeada, dispone de un asa larga ajustable para que pueda llevarse cómodamente colgado del hombro.

Bolso Jackie de Gucci

En la actualidad este modelo ha sido reversionado y lo puedes encontrar en cuero de varios colores o en su típica lona monogram con la distintiva franja roja y verde, símbolo de la marca. El diseño original también experimentó cambios en cuanto a tamaño, dando lugar a una versión un poco más grande, de correa más ancha, detalle de borlas y bambú, el modelo «New Jackie».

Kate Monogram de Saint Laurent

El modelo Kate Monogram de Saint Laurent es uno de los bolsos más famosos de la firma y mundialmente conocido. Su diseño elegante, delicado y femenino lo convierten en la pieza perfecta, y ‘objeto de deseo’ de muchas fashionistas. Se trata de un bolso de hombro bastante clásico con correa de cadena y la firma «YSL» en metal entrelazado.

Bolso icónico Kate Monogram de Saint Laurent

Confeccionado en un 100% con piel de becerro, cuenta con un cierre magnético a presión y bolsillo interior con ranura. Los detalles en dorado, le aportan ese toque de glamour y elegancia dignos de esta firma de lujo. Lo encontrarás en colores como el rojo, negro, rosa empolvado o «nude».

Kelly de Hermès

En nuestra primera parte de los bolsos más icónicos de la historia nombramos el modelo «Birkin» y su historia, pero ahora es el turno de otro de los bolsos emblemáticos de Hermès, el modelo «Kelly» creado en el año 1930 por Robert Dumas dando lugar al «sac à courroies». Todo ocurre en el año 1956 cuando Grace Kelly, que estaba enamorada de este bolso por su diseño sobrio y funcional, lo lleva sobre el vientre tratando de esconder con él su embarazo ante la prensa.

Los bolsos más icónicos de la historia - Kelly de Hermes

Gracias a la foto de la princesa que da la vuelta al mundo este modelo se hace mundialmente famoso. Desde su nacimiento hasta la actualidad el «Kelly» ha experimentado variadas modificaciones, desde apliques con tachas para darle un estilo punk hasta su fabricación en materiales como el mimbre, peluche, denim, plumas, etc.

Luggage de Celine

¿Quién no conoce el famoso «Luggage Tote» de Celine? El «it bag» por excelencia que sigue despertando suspiros a pesar de los años y que supo convertirse en éxito de ventas. Todas querían llevarlo, desde editoras de moda hasta celebridades, tanto en el ámbito de las pasarelas como en el street style.

Bolso Luggage de Celine

Este modelo emblemático de la marca se presenta en diferentes tamaños, colores y materiales. También encontrarás sus versiones bicolor y tricolor. Que exista este bolso icónico reconocido mundialmente es debido a Phoebe Philo que se encontraba a cargo de la dirección creativa de Celine en el momento de su creación. Sin duda, es una de las diseñadoras que marcó un antes y después en el mundo de la moda y supo dejar su huella por donde pasaba.

Baguette de Fendi

Si hay alguien que lució el modelo «Baguette» de Fendi como nadie esa fue Carrie Bradshaw, el personaje que interpretaba Sarah Jessica Parker en «Sexo en Nueva York». Basta con echar un vistazo a la serie nuevamente para darse cuenta de que este modelo era una de las reliquias de su deseado vestidor. Creado en 1997, este bolso pequeño con el asa diseñada para que pueda llevarse bajo el brazo debe su nombre al famoso pan francés, justamente por la forma en que suelen llevar la «baguette» las francesas.

Bolso de lujo Baguette de Fendi

Un clásico que como todos se reversiona dando lugar a nuevos estampados, colores materiales y tejidos. Su correa extraíble permite que también pueda transportarse cruzado tal como una bandolera. Si bien es un bolso icónico que no va a perder jamás su valor, es ahora que vuelve a tener más vigencia que nunca con todo el furor de la moda de los 90 que se hace presente a través de las tendencias.

¿Qué te ha parecido esta segunda parte de los bolsos más icónicos de la historia? ¿Diste con tu preferido? Ten presente que la moda no se trata solamente de usar algo porque es tendencia o porque todo el mundo lo lleva, es interesante saber de dónde sale eso que usamos, es decir, conocer la historia que hay detrás de cada prenda o complemento. Por lo tanto, si te gusta este tipo de artículos un poco más informativos, nos encantaría saberlo. También son bienvenidas todas las propuestas o posibles temáticas para el blog. ¡Únete a esta comunidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *